Cuando el embarazo te transforma en una “lady”

El emabrazo tiene efectos secundarios. Efectos que uno, a grandes rasgos, desconoce antes de “estar en estado”.

El otro día leí (por 3º vez :p ) el libro del embarazo. Y entonces caí en la cuenta.

Hay días que te la pasas eructando como un portuario maleducado, cuando no tenés gases (flatulencias, peditos, pedetes, cohetes…). Pero también podes sufrir estreñimiento, hemorroides y picores generalizados.

Sin contar de los momentos de náuseas y vómitos que te vienen en cualquier momento.

O sea, lo único que falta es que el cerebro genere movimietos involuntarios mediante los cuales vas por la calle y, sin darte cuenta, con una mano te estás sacando los mocos y con la otra rascando el cu…erpo.

Ahhhh….las delicias de la dulce espera…

Anuncios

3 pensamientos en “Cuando el embarazo te transforma en una “lady”

  1. A eso le puedo sumar, la experiencia de mi prima… no sé de qué modo el embarazo le afectaba el nervio ciático y quizás iba por la calle, le daba una puntada y se caía.. 😀

    Veo que es una linda experiencia el embarazo, che… jajaja 😉

  2. A todo eso, agreguen que los pies se te hinchan como empanadas, que te despertás a las 3 de la mañana con una acidez que te mata, que de vez en cuando te sangra la nariz, etc.

    Bueh… Como así no vamos a convencer a nadie de traer un chico al mundo, aclaremos que todo eso no cuenta ante el hecho de que saber que hay un “piquirul@” adentro tuyo. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s