Con una sonrisa mirando al cielo

Hoy, recién hoy, me llené de valor y pude llamar por teléfono para saludar a la familia de Alicia.

Además de mi “cobardía” el motivo por el que no llamé antes fue por respeto. Imagino que será uno de los momentos más difíciles que tengan que pasar y por ello necesitan serenidad e intimidad.

Son momentos duros, porque el vacío que dejó va a ser difícil de sobrellevar. Cada uno hace el duelo como puede, porque somos muchos los que la lloramos y nos preguntamos ¿por qué a ella?

Pero le tocó. Y así de caprichosa es la vida, que nos quita a gente buena y muy querida.

Y ahora toca “levantarse y seguir como ella nos enseñó” tal y como me dijo su hijo mayor.

También me dijo que había que recordarla como ella era, con alegría. Y eso me animó a escribir este post.

Alicia era pura alegría y hacía unos fosforitos para chuparse los dedos!!!

Era generosa y hospitalaria. Nunca le puso mala cara a quien se quisiera quedar. Era feliz poniendo la mesa para 67 personas, haciendo pizza para 14 o tomando un cafecito entre 2.

Pero claro…algun defectillo tenía. Era…¿cómo decirlo? un poquito peligrosa con la vajilla. Sip…ha roto más de un vaso y algún que otro plato.

Era divina, siempre con una sonrisa. La estoy viendo bailar en la quinta.

Una vez compró champú para perros y bañó a un par de perros vagabundos (pero amigos) que se acomodaron en el patio de la quinta. Quedaron hechos una espuma!!!

Ella era de hacer esas cosas…si nos hemos reido…

La estoy viendo salir de la cocina de la quinta al verme llegar, abrir los brazos al tiempo que dice: “Hooooola Romi!!!”…y así, con esa sonrisa, tan de ella…tan nuestra, me despido de este post agarrada de su brazo, bailando lo que tratábamos de que pareciera una tarantela, mientras cantábamos a los gritos alguna canción.

Esa era Alicia, esa es la que yo voy a recordar.

El que nació en enero, que se pongá de pié…

el que nació en enero, que se pongá de pié…

y con el vaso lleno de vino apure hasta el final…

salud, salud….andá borracho a dormir!!!!

Nota: si alguno de los que lee este blog quiere compartir alguna anecdota, será muy bienvenida. Acá va lo mio.

Anuncios

5 pensamientos en “Con una sonrisa mirando al cielo

  1. Buenísimo. Es tal cual.

    Me la imaginé empezando a cantar “El que nació en enero…”, la mesa larga, diciendo: “Alicia!!!”, y por supuesto, completando la canción. 🙂

    Besos

  2. Anecdotas?… miles. Pero va una que la pinta de cuerpo entero: la coreo de la canción de los Pimpinela, que creó para un fin de año y la cantamos hasta el cansancio; esa que habla de la familia, y que de tanto ensayarla nunca la terminábamos porque en el medio alguno hacía alguna pavada y nos moríamos de risa…

  3. Tengo otra. 25 de mayo, fecha patria que Alicia festejaba rigurosamente: escarapela bandera y pastelitos de dulce a la tarde. Con la ayuda de Cecy estaban las dos muy afanadas en la cocina tratando que los benditos pastelitos tomaran forma de tales; entra la abuela Lupe y al ver el zafarrancho que hacian casi se hace pis de la risa. Eso si con granas de colores y todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s