Para que te pongas ancho Pancho

Empiezo con una rima para que se note que este post es con buena onda y no como el de “La culpa es…”.

Y digo “para que te pongas ancho” porque yo te cuento algunas cosas y vos me dirás y algo germinó. Venga.

  • de uno de mis trabajos me hecharon diciendo que era una lástima que me fuera porque había integrado al grupo de trabajo, cosa que no lo había logrado nadie. (dejemos de lado la poca diplomacia de mi jefa al decir esto, solo miremos la parte buena)
  • me vine a vivir a un país que no conocía en busca de cumplir un sueño que de a poco se va haciendo realidad
  • formé una hermosa familia
  • mi marido quiso contar conmigo para armar un proyecto y llevarlo adelante, al que juntos le pusimos como nombre Eixo Soluciones Informáticas. Proyecto que de a poco, vemos crecer pasito a pasito y con muchos errores, pero creciendo.
  • cuando llegué a Galicia no conseguía trabajo,entonces me puse a vender Avon.
  • Hace poco me llegó la posibilidad de vender otros productos y en ello estoy.
  • Tengo un mini proyecto en la cabeza al que le estoy dando forma y me gustaría probar a ver si funciona
  • más de una persona con la que me he cruzado en la vida resaltó mi capacidad de dialogo

Y esto no es una enumeración de virtudes de tu hija menor, sino una enumeración de cosas que considero importantes y de las que estoy segura que tanto vos como mamá tienen mucho que ver.

No cualquier se viene a otro país sin tener la confianza suficiente en uno mismo y en su pareja como para hacer frente a todo lo que eso significa. No es fácil dejar casi todo, pero es más llevadero cuando se sabe que SIEMPRE van a estar mamá, papá y la hermana para recibirme con los brazos abiertos “si algo sale mal”.

No es fácil afrontar despidos, pero es más fácil cuando al llegar a casa estaban los abrazos y los “no te preocupes que ya va a llegar algo mejor”.

No es lindo darse cuenta de los errores cometidos, pero se hace menos “pesado” cuando uno se acuerda de la cantidad de veces que escuchó en casa eso de que solo se equivoca el que lo intenta.

Y aunque ninguna familia es perfecta, agradezco haber nacido en la que Dios me regaló porque, por esa familia soy la persona que soy. Y a pesar de mis bajones, mis autocríticas y demás, puedo decir con la boca bien grande que a mis 31 años estoy casada con el hombre que amo pofundamente y me hace feliz día a día, soy madre de dos hijos hermosos, sanos e inteligentes que me alegran cada día, que veo cumplido mi sueño de tener una casa linda con jardín, marido e hijos con la que llenarla, soy socia en una empresa propia y como si todo eso fuera poc, tengo familia (de sangre y politica) y amigos que me hacen saber que están ahí para lo que necesite, que ponen el hombro y la oreja y que siguen este blog para saber cómo me va la vida.

Como verás, creo que más de una semilla ha germinado. Y aunque no sea la más hermosa del jardín (sí la más alta, eso está claro) creo que bastante bien salí.

vueeeno, un pokito vruta con la hortográfia zali…pero no paza nada 😉

Anuncios

7 pensamientos en “Para que te pongas ancho Pancho

  1. Por alguna razón, muchas veces sin querer provocarlo, se disparan alertas que no deberian ser tales……….
    Don´t worry, be happy !!!!!!!!!!!!!!!

  2. Los niños comienzan por amar a sus padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan
    Oscar Wilde

    No…si hay una frase para todo, je

  3. No debería escribir, solo debería quedarme con tus palabras…pero no puedo. Comparto profundamente lo que decís.
    Es emocionante no solo sentirlo, sino poder expresarlo.
    No nos puede ir tan mal, si nacemos rodeados de amor, si intentamos, mas allá de los diferentes pensamientos, (cosa lógica), vincularnos de forma ¨sana¨.
    Te mando Romi, todos los besos de siempre, y espero que en los momentos ¨no tan lindos¨ recuerdes tus palabras.

  4. Nosotras nos vimos sólo tres o cuatro veces, no más. De modo que podría decirse que no te conozco.

    Sin embargo y en función de los recuerdos y anécdotas que compartieron conmigo, fundamentalmente Cecilia, pero también tu familia (quienes -debo agregar- me abrieron las puertas de sus casas con una generosidad bien digna de respeto), algunos de tus amigos y Horacio, creo estar en condiciones de afirmar que “la Romina” que pude armar con esas referencias se parece mucho a como te describís: una mina “con cojones”, como me han dicho literalmente.

    No sé a qué vendrá el post y, en realidad, creo que nos es ajeno a la mayoría de nosotros (porque huele a muy íntimo) pero sabé que, aunque un poquitín lejos, hay un montónnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn de gente que te recuerda siempre y te quiere.

    Un beso muy grande!

  5. Sisi, vaya que germinó! Olvidaste destacar otros puntos no menos importantes.
    Lo que también creo es que quedó trunca la germinación de la semilla de ortografía.
    Por ejemplo: “echaron” sin H jajajaja

  6. Aclaro porque me parece no fui claro.
    Escribiste “me hecharon diciendo que era una lástima que me fuera”
    bah, quizas fui aprosopito como cuando escribiste la frase que
    comienza con con “vueno” 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s