yo en lo de la bolita y mi hermana en el psiquiatrico

A mi con la ropa del mercadillo me pasa lo mismo que con lo que vendían las bolivianas.

Resulta ser que allá lejos y hace tiempo, cuando tenía 20 años aprox. me compré un vestido rojo, tipo jumper de verano, muy lindo. El caso es que se veía el bretel del corpiño. Y como yo siempre fui precursora en este terreno, quería comprarme un corpiño rojo para que no desentonara con el vestido…pero todavía no eran épocas donde se puediera comprar en cualquier parte ropa interior roja que no fuera “de loca”.

Me acuerdo que paseando por Ramos con mi mamá vi una boliviana que vendía ropa interior (que en realidad, pobre mujer hacía mogollón que estaba en ese mismo lugar vendiendo pero nunca me había dado cuenta). El caso es que vi un corpiño del color que quería y un modelo re lindo. Paré, le pregunté cuánto salía, si lo podía cambiar si no me quedaba bien…y como a todo respondió que sí…”ale”, pa’ casita. Me quedó perfecto y lo tuve por un montón de tiempo.

A esa mujer le volví a comprar un montón de veces muy a pesar del horror que generaba esta conducta en mi hermana, quien me acusaba de canuta.

Y sí, aunque todo empezó por no encontrar en otro lado lo que buscaba y siguió por un tema de canutez, el caso fue que me duraron mucho más que algúno que otro de marca buena.

Así fue como la bolita, gracias a mi, se hizo la casa de 2 plantas en Martinez.

Anuncios

3 pensamientos en “yo en lo de la bolita y mi hermana en el psiquiatrico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s